¿Ned Ludd tendría página de Facebook?

 

 

La semana pasada un amigo mío me declaró: “Yo no pertenezco a ninguna red social y nunca lo haré”  Me recordó de un tal Ned Ludd, quién, en Inglaterra en 1779, según la leyenda, destrozó una máquina de fabricación de textil, e inspiró una generación de terroristas industriales, quienes pensaban que las máquinas les quitarían trabajo.

 

Te puedes imaginar la vida sin la tele? Te pierdes en el coche si no tienes un GPS?  Qué te parece tirar tu teléfono móvil? (por lo menos un móvil sí que lo tiene mi amigo).  Quien se acuerda de haber dicho que podría prescindir de ello? (¡ni hablar del GPS!)? y ya todos los tenemos hasta con una cámara integrada!

Lo que tienen en común estos objetos es que cuando salieron por primera vez tampoco se apuntaba todo el mundo para adquirirlos.  Pero hoy en día son aparatos imprescindibles en tu vida.

A lo largo del tiempo lo mismo diremos de las redes sociales.  Si el siglo XX nos dio el Internet, el siglo XXI nos ha dado la red social, y de una manera u otra todos terminaremos utilizándolas.  Es que las redes sociales representan un paso más en nuestra evolución y progreso, nos guste o no.

Las grandes del Internet lo ven clarísimo. Facebook ya se posiciona contra Google como referente para las empresas , cuya respuesta ha sido Google +, y vuelve Facebook de nuevo con “Timeline”.  Como Google, tanto Facebook como Twitter y LinkedIn tienen modelos de ingresos basados en anuncios para empresas. Es un apuesta segura que Google+ también lo tendrá. Además, LinkedIn tiene el mercado laboral más grande del mundo.

Son cada vez más las empresas y entidades que entran con una estrategia determinada.  Cuelgan videos de instrucciones de uso de sus productos en YouTube; hacen ofertas exclusivas para usuarios, fans o followers, a veces segmentadas según canal; ofrecen atención al cliente mediante Twitter; y se inventó el puesto de Community Manager para gestionarlo todo.

Como último, los fabricantes de plataformas CRM se han dado cuenta de este nuevo modelo y ya ofrecen integración con las redes sociales principales con  un nuevo concepto, el Social CRM – ni siquiera tienes que estar en LinkedIn para hacer una invitación a conectar a tu red!

En España 20 millones de personas consultan las redes sociales cada día: 12 millones a Facebook, 9 millones a Tuenti, y 3 millones a Twitter.  ¡Y cada día se suma más gente!  Parece que nos gusta conectar con los amigos así.

La máquina de textil no se le quitó trabajo de Ned Ludd ni de sus “followers”, pero en aquel entonces nadie lo sabía, se veía sencillamente como progreso. De hecho, la historia nos enseña que los avances tecnológicos han convertido nuestros trabajos en tareas cada vez menos físicas y más cerebrales. Lo mismo va a pasar a las redes sociales.  No sabemos exactamente qué nos aportan, pero sabemos que son parte de nuestra evolución, y que nos tenemos que apuntar y participar, tanto individuos como empresas, tarde o temprano.

Te apuntas? Ó te vas a quedar fuera?

Comments are closed.